Montana 45, Col. Nápoles, C.P. 03810, México D.F. • contacto@amu.com.mx • +52 (55) 5536 4346

Contexto

imagen

La Megaciudad de México

Las ciudades de México continúan creciendo a ritmo acelerado y la falta de empleo en el campo y en los poblados menores impulsa la migración a los centros urbanos.

Los asentamientos irregulares en las ciudades se multiplican y los problemas urbanos se hacen cada vez más difíciles de resolver debido a su continuo crecimiento.

Es urgente establecer un cambio en la política de Ordenamiento del Territorio, acorde con los recursos para lograr mejores resultados.

De manera significativa se considera que las posibilidades de desarrollo económico, social y cultural, necesariamente se relacionan con las posibilidades del desarrollo territorial y éste sólo será factible en la medida en la que se instrumente una Política Nacional de Desarrollo Territorial que se aplique a los niveles federal, estatal y municipal, de la iniciativa privada y de la sociedad civil en su conjunto.

El ordenamiento territorial constituye una asignatura pendiente del desarrollo nacional. En años recientes ha habido reiteradas propuestas y avances en la materia de los sectores público, académico y privado que coinciden en que hoy, más que nunca, es imperioso adoptar el enfoque territorial de la planeación para corregir diversos desequilibrios nacionales, especialmente ante los procesos de globalización de los cuales debemos derivar beneficios económicos y sociales que se traduzcan en una distribución más racional de la población y de las actividades económicas en el país.

La política deberá plantear estrategias en materia económica, social y ambiental que contribuyan a evitar que las disparidades regionales se profundicen; que vinculen el desarrollo económico con la equidad social y el territorio en un marco sustentable; que consideren las diferencias regionales e incorporen la participación de los diversos sectores; que se complementen con una sana y eficiente participación del Estado, y que regulen las distorsiones del mercado y garanticen una tasa de crecimiento con equilibrio externo y desarrollo social. Por lo tanto, es necesario entender el desarrollo urbano y regional como la expresión territorial, ordenada y jerarquizada del desarrollo económico y del desarrollo social.

La Asociación Mexicana de Urbanistas A. C. reúne especialistas en diversas disciplinas que deben aportar conocimiento, experiencia y voluntad para lograr los objetivos que permitan fundamentar una política acorde con las demandas del país.